El Chiste de la Educación en Colombia
Foto tomada de: @LaudEstereo

El Chiste de la Educación en Colombia

  • Autor de la entrada:

En Colombia es un privilegio estudiar y eso no es  un secreto en  este país tan desigual. Ese cuento de que la educación es un derecho, parece creerlo solo quien no le ha tocado trabajar. Ese cuento solo lo creen quienes tuvieron la oportunidad económica o familiar, para estudiar en una universidad tanto pública, como privada.

Durante las últimas semanas la agenda mediática ha estado sumergida por las manifestaciones de los estudiantes de universidades públicas y privadas. Dichos estudiantes, se han unido para exigirle al Gobierno Nacional mejores garantías en el financiamiento de la educación. Pero al parecer algunos políticos aprovechan las aguas revueltas en el país para expresar lo chistoso que es el solicitar el derecho a una educación digna como servicio público. Servicio público que garantiza una función social, cultural y personal.

La senadora del Centro democrático, María Fernanda Cabal, expresó en un video para redes sociales de W radio, un mensaje que le aporta mucho a la retórica del país. El mensaje fue, “Si están exigiendo más recursos para la educación pública, que vayan y estudien, vagos”. Y me atrevo a decir que es un chiste muy sincero de la senadora, porque al final del video ella emite una pequeña sonrisa.

Y es que es un chiste la educación en Colombia. Digo esto porque, mientras que 32 Universidades públicas  marchan declarando un paro indefinido hasta encontrar un consenso entre el estado, docentes y estudiantes, el gobierno y la ciudadanía parece no afectarle. Sí, porque aunque el tráfico empeore en las horas pico de las principales ciudades del país, al día siguiente todo sigue igual.

Y es que nadie niega que las manifestaciones han despertado desacuerdo en la comunidad civil por los actos criminales o de vandalismo, como los  reseñan algunos. La seguridad e integridad de los civiles ha estado afectada. Pero gracias a estas fastidiosas manifestaciones, el sistema educativo despierta del coma en el que ha permanecido por años. Con esto, me refiero a los jóvenes que reconocen que tienen el derecho y poder de exigir. Eso sí, siempre y cuando sea pacíficamente y no se afecte al ciudadano del común que nada tiene que ver con aprobar o desaprobar un presupuesto como el de la educación.

Recordemos la ley 30 de 1992. Ésta, brindaba una estrategia para regular la educación y optimizar los resultados. Pero al final no tuvo efectividad por un pequeño detalle: el presupuesto.

 Y me preguntó ¿Para dónde se va el dinero de la educación?, esa respuesta la desconozco. Pero sí conozco las historias de estudiantes que trabajan y estudian o se endeudan por toda la vida, para pagar cada semestre en la universidad. Lo hacen, con la única esperanza  de mejores oportunidades para ellos y sus familiares. Aunque después de la fiesta de graduación, entran a la tediosa lista de búsqueda de empleo, pero eso es otra historia.

Sigamos con el chiste de la senadora María Fernanda Cabal, que parece tener razón. Esto ya que, lastimosamente, mientras los estudiantes protestan en las calles y pierden horas de clases, los encargados de las políticas en el país no les afecta en nada.

Ya es hora que los encargados asuman que las nuevas generaciones estamos cansados del mismo discurso. Es que no es bonito que jueguen con las ilusiones de uno. Pero es responsabilidad de todos  apoyar con estrategias más asertivas para ayudar a la educación en Colombia, porque la deserción hace imposible un mejor futuro para la educación.

Se necesita un trabajo mancomunado entre los colombianos, el estado y los actores inmersos en la agenda de la educación en el país, para lograr un verdadero cambio. Es válido protestar, pero también se debe proponer.

Esta entrada tiene 9 comentarios

  1. Andrea C Granados

    Me parece que la Educación es un Derecho que tenemos y al parecer el Estado lo ve como un regalo que nos dan. Ese presupuesto sale de los mismos colombianos, mo hay derecho al abuso que se tiene en la Educación pública.
    Muy bien felicidades!

    1. Germán Eduardo Vargas

      Gracias por tus comentarios, seguiremos trabajando y escribiendo para dar un excelente contenido.

  2. Laura

    Excelente columna de opinión

  3. Lina Rodríguez

    Todos los estudiantes queremos una mejor educación y salir adelanté con un solo objetivo.
    La educación es un derecho sólo pedimos mejorar algo que no es imposible pero sólo en este país lo ven así Por que los otros países como Australia están tan avanzadas por que no hay tanta corrupción como la que tenemos en nuestro país.
    Todo no puede ser para los corruptos senadores, Alcaldes, secretarios etc.

    1. Germán Eduardo Vargas

      Gracias Lina por tu comentario, seguiremos trabajando para visibilizar el trabajo de los jóvenes que queremos un cambio en Colombia

  4. Andrea

    Muy bien lo dices, es un derecho y un deber que tenemos, esta bien salir a las calles a expresar y garantizar ese derecho pero también el de actuar responsablemente.
    Espero no solo se quede en papel o web sino se haga realidad.
    Gracias por tu opinión

  5. Adriana

    Excelente nota, es verdad todo lo que aquí. Como estudiantes necesitamos garantías del Estado, pero para los políticos colombianos toda la situación parece ser un chiste de pasillo.

  6. David

    Totalmente de acuerdo contigo. La educación en nuestro país es un derecho vulnerado, y no necesariamente es porque no nos dejen ingresar a las universidades y a las escuelas, sino porque la inversión que se hace no es suficente. Hay muchos colegios públicos en el país que se están derrumbando, no hay docentes, les pagan a destiempo. Hay que reformular el sistema de educación en colombia porque cada año va peor.

    1. Germán Eduardo Vargas

      David, gracias por tu comentario y participación. Tu opinión es muy valiosa para nosotros

Comentarios cerrados.