Muchos caciques y pocos indios

Muchos caciques y pocos indios

En lo personal, me ha sorprendido la cantidad de personas que se han postulado para ejercer un cargo que tiene como fin principal, el de lograr la unidad de la nación. Ya son 30 precandidatos los que aspiran a llegar a la casa de Nariño para el periodo presidencial que se extenderá hasta el 2026, y los retos que se asoman no se ven nada fáciles, por ejemplo, la política monetaria de este país parece ser una de las grandes víctimas del COVID 19, genera preocupación las medidas que tomaran de cara al control de la inflación y las tasas de interés para morigerar los efectos de una pandemia que ha dejado muy debilitado nuestro aparato económico que depende de los precios internacionales de los “commodities”, y con una deuda excesiva que parece incrementarse como espuma de cerveza. Pero también, del mantenimiento del poder adquisitivo del peso colombiano que todos los días se deprecia frente a divisas como el dólar, el euro o la libra esterlina, y que por cierto, encarecen los bienes y servicios a los que personas como usted y yo accedemos diariamente. Y que decir de las fuertes grietas en el tejido social azuzadas y aprovechadas por cuanto culebrero se asoma para imponer su visión de país, sin tener en cuenta a quienes no piensan como el o ella.

Encuentra más artículos de opinión aquí

Lo cierto es que ante tanto problema, ninguno de los caciques parece haber trabajado mucho por el bienestar de este país que parece de unos pocos pero en realidad es tierra de nadie, muchos caciques y pocos indios resume la carrera presidencial de este periodo, mucho desconocido en la contienda, mucho discurso pero poca acción, mucho abolengo pero poco trabajo, y finalmente, mucho odio y poca unión. Los partidos tanto de gobierno como de oposición están seriamente fragmentados, indicador claro de una democracia débil y moribunda que observa como sus representantes se devoran como hienas  ante el oportunismo del aval de la carrera presidencial ,que demuestra una vez más, que el ejercicio de la política en este país se hace como en cualquier carrera delincuencial, actuando sin escrúpulos…¡

No olvides seguirnos en TwitterInstagramFacebook Youtube