Ser Madre Comunitaria en Colombia ¡Qué cruz!
Foto tomada de: https://www.las2orillas.co

Ser Madre Comunitaria en Colombia ¡Qué cruz!

En Colombia, las madres comunitarias cumplen una función pública, pero atención… no son funcionarias públicas. Así es, esto no es una broma de inocentes. Las madres comunitarias en Colombia son tratadas como trabajadoras voluntarias. Reconocerlas como trabajadoras voluntarias, permite al estado no reconocerle los derechos que deberían tener por cumplir una función pública. Aunque, se debe aclarar también que estas madres comunitarias no han cumplido con una debida capacitación para cuidar niños.

Las madres comunitarias, son personas que se convierten en agentes educativos para cuidar niños al interior de su comunidad. Estas personas son reconocidas por su solidaridad, humildad y entrega con los niños de su barrio o municipio. En la mayoría de casos, son sus casas las que se transforman en hogares comunitarios. Estos hogares comunitarios son reconocidos por el ICBF y son usados para el cuidado de dichos niños.

Según el ICBF, en Colombia hay alrededor de 69.000 madres comunitarias. Estas personas, cuidan diariamente a 1 millón 77 mil niños de Colombia. Mientras sus padres trabajan, son ellas las encargadas de velar por la seguridad y el buen desarrollo de los niños.

Según la Corte Constitucional, este es un trabajo voluntario y por tanto, el ICBF no debe reconocerlas como funcionarias públicas. Así entonces, tampoco debe reconocerles una pensión. Si algo que uno hace por pasión, no se puede reconocer con una pensión, ¡estamos jodidos! No obstante, se ha puesto en manos de las madres comunitarias, una solución viable. Ésta, consiste en brindarles cursos de capacitación a dichas madres. Las que hiciesen dicho curso, serían reconocidas como funcionarias del estado.

La Procuraduría acaba de presentar una solicitud a la Corte Constitucional. En dicha solicitud,  pide que las madres comunitarias sean reconocidas como funcionarias públicas. Esta entidad, considera que no es posible que por 30 años se hayan contratado madres comunitarias y a éstas, no se les reconozcan sus derechos laborales. Derechos como, una remuneración regular y el acceso a seguridad social.

Pero se debe ser realista en este punto. El reconocer a tantas madres comunitarias, llevaría a la quiebra al ICBF.  Por tanto, como Movimiento Ciudadano, Ante Todo Colombia apoya expandir los beneficios que hoy en día tienen las madres comunitarias. Sin embargo, dichas madres deben haber cumplido previamente con un curso de capacitación, que asegure que tienen conocimiento sobre el cuidado de los niños. De no tener esta capacitación, se estaría hablando de un trabajo meramente informal y que no debe tener mayores beneficios.