VENEZUELA ENTRADA POR SALIDA

VENEZUELA ENTRADA POR SALIDA

Recientemente en una pequeña entrada por salida realizada en Maiquetía, alcancé a sentir el pulso de la gente. Llegar al aeropuerto Simón Bolívar, lo recibe a uno un gran letrero que dice “bienvenidos a la distribución justa de la riqueza”, más adelante corroboré que prácticamente no hay riqueza. Pasar migración, el primer gran obstáculo, para un economista contratista del gobierno de Colombia, y mi compañero, un politólogo asesor del Congreso de la República, todo debe ser requisado y revisado.

Camino del aeropuerto hacia el hotel, era la narración real de la película “The Purge”, calles a oscuras, la guardia venezolana haciendo retenes, y un par de grupos de motos que eran muy similares a los colectivos, aunque estos colectivos no los pudimos corroborar por hermetismo de la información. Esa noche no hubo comida, no había nada decente y abierto, el hotel solo nos ofreció agua, pero bien entramos en confianza con la comunidad que empezó a contarnos la situación y aquí algunas reflexiones.

La base nutricional de los venezolanos es crítica, su desarrollo cognitivo se guía en saber cómo está el dólar y conseguir alimento, no se permite revisar las cosas de manera más holística. El sueldo aproximadamente es de $8 USD al mes, valor que puede costar 1 cubeta de huevos, es decir que trabajar no es negocio. Usted puede llenar el tanque de su carro con $1 USD por todo el año, pero es preferible no utilizarlo porque no se encuentran repuestos para carros, dado el caso que se dañe. Los servicios públicos son baratos, pero de pésima calidad, las estructuras productivas de las empresas prestadoras están rotas, no tienen como mantener su oferta, la luz es intermitente y el agua llega en carro tanques.

En función de la economía, el oficialismo unifico las tasas de cambio, y está permitiendo que entren bienes importados para poder aumentar la oferta. Hay estructuras corruptas del oficialismo que cobran por ingresar los bienes a través de las aduanas con un sobre costo del 15%, todo esto se tranza en dólares, y billeteras virtuales con Bitcoins. Un grupo acomodado hace uso de estas rutas del oficialismo, para poder acordar negocios con Estados Unidos a través de Santo Domingo y Panamá. Para sobrevivir estos grupos, que juegan a la oposición y al oficialismo, utilizan la herramienta del engaño.

Acorde con la defensa y la inteligencia, hoy hay más vuelos Venezuela – Medio Oriente que Venezuela – Occidente. El régimen por charlatán que sea no es bobo, aumento considerablemente las conexiones con Turquía, Irán, Irak, Rusia y China. Hay fuertes rumores que no solo el ELN y las FARC tienen conexiones con Caracas, también están jugando Hezbolá y el Estado Islámico, se presume que existen intercambios de información y cooperación. Además, que Venezuela esta haciendo contraprestaciones con dichos grupos a través de oro, petróleo, entre otros minerales para recibir financiación y entrenamiento.

Como no es negocio trabajar, la gente esta sometida a los subsidios que el mismo régimen brinda. Acceder a alimentos y bienes depende de que tanta cercanía tenga con el régimen, y quienes no tengan esa oportunidad, es muy natural verlos en las plazas y en las calles esperando alguna utopía de esperanza. No hay comercio en las calles de los barrios que ocupan la parte baja de la pirámide, lo que entra se negocia en rápidamente y a altos precios en las altas esferas.

El problema es estructural, si a la par de una posible intervención no se abre oportunidades para el desarrollo de la gente, esto se puede agravar de sobre manera. Después de la guerra alguien tendrá que limpiar el desastre, y en los escombros de las causas y las consecuencias se encontrarán más argumentos de resistencia. Y aunque sea necesario no basta con derrocar el régimen, se requiere de mucha astucia y de juego mundial de ajedrez para salvar a Venezuela.