¡El secuestro es un crimen de lesa humanidad, no es una política errada!
Foto tomada de: https://www.radiosantafe.com/

¡El secuestro es un crimen de lesa humanidad, no es una política errada!

Con el descaro que caracteriza a los cabecillas del grupo terrorista FARC, alias “Timochenko” afirmó en una entrevista concedida a Noticias Caracol, que el secuestro había sido una política equivocada por parte del mencionado grupo. Así mismo, prefirió eludir el tema de justicia, un concepto hasta ahora desaparecido dentro de lo que fue el Acuerdo de La Habana.

El Secuestro como crimen de lesa humanidad

En primer lugar, es cínico y lamentable, aunque previsible, que un criminal hable del secuestro como una política equivocada. El secuestro no es una política en ninguno de sus sentidos. El secuestro es un crimen de lesa humanidad, que acabó con la vida de miles de familias en Colombia. Este atroz crimen, llevó también a que miles de colombianos fueran torturados y esclavizados, delitos que también son considerados de lesa humanidad.

Estas inhumanas declaraciones se suman a las otros cabecillas FARC, que habían manifestado que ellos no habían practicado secuestro, sino retenciones. Y además, que los secuestrados tenían comodidades y trabajaban porque se aburrían. Lastimosa narrativa para un grupo criminal que dijo estar supuestamente alineado con la paz.

Encuentra más artículos sobre seguridad aquí

Por otro lado, en la entrevista, alias “Timochenko” prefirió evadir las preguntas sobre justicia o sanciones por los crímenes cometidos. Aseguró que en ese tema se estaba trabajando, pero no entró en detalle. Lo anterior, detalla las intenciones de las FARC detrás del acuerdo: no pagar por ningún crimen cometido.

Estas declaraciones se dieron tras los 5 años del Acuerdo de La Habana. Un día en el que aparte de haber recordado cómo se rompieron las reglas de la democracia, también nos recordó que, al momento, las FARC han entregado menos del 10% de los bienes conseguidos de forma ilícita y con muy poca verdad han contribuido.

Por último, es importante dejar un mensaje a todos los medios de comunicación. Por respeto a las víctimas y a todos los colombianos, los micrófonos deben ser abiertos a los líderes del país y a quienes han sufrido vejámenes desprendidos de la guerra. No es agradable que hoy las cámaras y los ojos estén puestos en las palabras de un criminal como alias “Timochenko”.

No olvides seguirnos en TwitterInstagramFacebook Youtube