Empleo Formal en Colombia

Empleo Formal en Colombia

Fasecolda, sacó el mes pasado su reporte anual sobre la tasa de formalidad laboral en Colombia. Hacen falta esfuerzos por aumentar los empleos formales en Colombia. No obstante, el documento nos presenta un panorama alentador, frente a la formalidad laboral de los colombianos.

Para empezar, para el año 2009, el porcentaje de empleo formal en Colombia, era del 30,9%. Este porcentaje se mantuvo estable durante los siguientes 3 años, hasta 2012 en donde el porcentaje empezó a aumentar. Hoy en día, ha llegado a 42,7%, creciendo así alrededor de 12 puntos porcentuales. Es decir, que de seguir así, en el 2070, podríamos tener una tasa de informalidad laboral del 0%

Aunque, el 2070 suena lejos, usar la tecnología para manejar temas como la seguridad social, puede ser de ayuda para agilizar la disminución del empleo informal. Sin embargo, el constante crecimiento de la curva de formalidad laboral, muestra que se está yendo en el camino correcto.

Por otra parte, es importante recalcar como en los últimos años el porcentaje de formalidad laboral en mujeres, ha aumentado. Para el 2012, era del 30%, es decir, desde el 2009, se había mantenido o disminuido. Sin embargo, desde aquel año el porcentaje de formalidad laboral en mujeres ha estado en crecimiento, llegando hoy a 43,5%.

Desafortunadamente, la diferencia entre los hombres y mujeres en el mercado laboral, sigue siendo significante. Hoy en día, el campo laboral formal está conformado 57% por hombres y 43% por mujeres. Desde el 2009, la brecha disminuyó apenas en un 5%.

Es gratificante, ver como las oportunidades para las mujeres en el país se abren. No obstante, siguen haciendo falta ventanas de oportunidad para las mujeres. Como colombianos debemos defender siempre la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres. Pues, sin importar le género, sabemos que todos los nacidos en esta tierra, somos capaces de llevar al país a ser líder regional, e incluso mundial, si nos dan oportunidades.

En Ante Todo Colombia, sabemos que la formalidad laboral es uno de los pilares del desarrollo de la economía colombiana. Por tanto, siempre defenderemos las posturas que opten por formalizar los empleos de los colombianos, sin importar el género. Eso sí, teniendo claro que la tasa de formalidad laboral debe aumentar, al mismo tiempo que el desempleo disminuye.