La odisea de las madres solteras

La odisea de las madres solteras

En Colombia, según datos de la Encuesta longitudinal colombiana (Elca), de la Universidad de los Andes, y del Instituto de la Familia de la Universidad de La Sabana, cerca de la mitad de las mujeres del país son madres solteras. Por lo cual, se podría pensar que al ser un porcentaje tan alto dentro de la población, las oportunidades laborales y la situación para ellas sería positiva, pero esto no ocurre así.

Solo falta ir a una entrevista de trabajo para que te pregunten: ¿Tienes hijos? ¿Eres casada? como si eso determinara el desempeño laboral. He tenido la oportunidad de dialogar con mujeres que son madres solteras o casadas, y la búsqueda de empleo-para algunas-es una tortura. Una de ellas me comentaba que ser madre le ha colocado obstáculos, pues muchos de los empleadores ven el ser madre como un problema por los compromisos que exige tener un hijo:  las reuniones de padres, llevar el niño al médico cuando se enferma, entre otros. Y si son madres solteras es peor, porque como no cuentan con la ayuda del progenitor, pues ¡Imagínese!

De acuerdo a los datos del DANE (citado por Dinero, 2019), las mujeres son las más afectadas por el desempleo con un porcentaje del 16,9%, mientras los hombres registran una tasa de desempleo del 9,8%. Un panorama nada alentador. Sin embargo, no todo es malo, en el área de emprendimiento las brechas entre hombre y mujeres se han disminuido. Según el Estudio de la Actividad Empresarial colombiana del Global Entrepreneurship Monitor (2019), el porcentaje de mujeres y hombres emprendedores durante el 2017 fue similar, pero habría que analizar cuántas madres solteras han emprendido, dato que no es expuesto en el informe.

Por otro lado, el teletrabajo podría ser una solución para algunas madres por la flexibilidad que ofrece, afortunadamente esta modalidad laboral ha aumentado en el país. El ‘Cuarto Estudio de Penetración del Teletrabajo en Empresas Colombianas’, realizado por la Corporación Colombia Digital y el Centro Nacional de Consultoría (citado por Portafolio, 2019) expone que se cuadriplicó el número de teletrabajadores, pero al igual que el estudio sobre el emprendimiento no está especificado cuántas madres solteras están siendo beneficiadas con esta modalidad de empleo.

La falta de oportunidades y trabas para que una madre soltera consiga empleo se traducen en la informalidad. De acuerdo con el informe “Perfil actual de la informalidad laboral en Colombia: estructura y retos” del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, el 49.3% de mujeres trabajan en la informalidad, muchas de ellas cabeza de familia, pues al no encontrar un empleo deben recurrir al popular “rebusque”.

Ser madre es una tarea fundamental en una sociedad, pues son ellas quienes ayudan a formar los ciudadanos del futuro. Es importante el compromiso de todos los sectores para combatir la desigualdad laboral y salarial que existe en el país. Además, se debería incentivar a las empresas para que contraten más madres solteras y no se pusieran los “peros” que describí anteriormente, pues convierten la búsqueda de empleo para las madres en toda una odisea y más para las madres solteras.