Las ciudades del futuro ¿Para cuándo?

Las ciudades del futuro ¿Para cuándo?

La tecnología y la innovación son el motor que en este momento mueve el mundo. Para sobrevivir, Colombia necesita adaptar este motor a su territorio. Si queremos alcanzar un verdadero desarrollo, el país debe comenzar a moverse bajo esta lógica.

Con la tecnología y la innovación ha llegado el concepto de “Smart City. Una “Smart City” hace referencia a las ciudades que deciden utilizar la tecnología y la innovación para hacer un uso más eficaz de los recursos, reducir costos del estado y facilitar la vida de los que habitan en dicha ciudad.

¿Cómo podemos hacer de una ciudad una “Smart City”? Se debe comenzar a pensar en una ciudad futurista. Una ciudad en donde el internet, las aplicaciones, el “big data”, entre otras herramientas tecnológicas, comiencen a ser pieza fundamental del funcionamiento y administración de la ciudad.

Una “Smart City” debe contener sensores, que midan la contaminación de la ciudad, que indique a los ciudadanos donde se encuentran parqueaderos libres. Una “Smart City” debe contar con sensores que permitan recolectar datos para hacer mediciones, y así llegar a soluciones con mayor incidencia que las que se toman hoy en día.

Si nos enfocamos en el medio ambiente, las “Smart Cities” deben promover  el desarrollo de dispositivos, que permitan una reducción en el gasto de energía, un buen uso del agua y el fomento del reciclaje. Así mismo, deben estar adaptadas al uso de carros híbridos o eléctricos.

De la misma manera, si nos enfocamos en las construcciones de la ciudad y el espacio público, se debe generar un alumbrado que optimice la energía. Así mismo, se deben hacer infraestructuras sostenibles y se deben implementar aplicaciones o sistemas que ayuden a minimizar el tráfico de la ciudad.

En cuanto a las funciones del estado, una “Smart City” debe agilizar los trámites burocráticos que hoy en día demoran más de una semana en realizarse. Lo anterior se logra implementando medidas como la telemedicina, plataformas de pago en línea y acceso a internet gratuito para toda la ciudadanía. Así mismo, se debe lograr una respuesta en menor tiempo por parte de los organismos de emergencia (policía, bomberos, ambulancias, entre otros). Esto se puede hacer, a partir de la implementación de aplicaciones dedicadas únicamente a la atención de casos de este tipo

Los ejemplos previamente mencionados, tan solo son una pequeña muestra de todos los beneficios que una “Smart City” podría traer a los ciudadanos. Pero en términos generales, en una “Smart City” la mayoría de acciones desarrolladas, tanto por el estado, como por los ciudadanos, deberían estar atadas a la tecnología.

Pero ¿Por qué no es una necesidad fundamental la implementación de “Smart Cities” en Colombia? Lo planteado previamente, demuestra que las “Smart Cities” darían solución a muchos problemas por los cuales hoy los colombianos nos quejamos. Temas como el medio ambiente, los trámites interminables, los trancones de las 6 de la tarde, la ausencia de parqueaderos para cualquier tipo de vehículo, la rápida atención de los organismos de emergencia, entre otros.

Nosotros, jóvenes, somos la generación de la tecnología. Somos los jóvenes los que estamos tomando conciencia sobre la importancia de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Las “Smart Cities” parecen ser entonces, un paso fundamental para demostrar que desde los jóvenes pueden salir las mejores soluciones para el país.

No podemos demeritar los pasos que Colombia ha dado hacia tener “Smart Cities”. Por ejemplo, Bogotá cuenta con un sistema de alumbrado público LED. Además, “Smart City Playbook” catalogó a Bogotá como una ciudad que avanza rápidamente para convertirse en una “Smart City”. Pero falta mucho camino por recorrer para que Colombia se convierta en un país lleno de “Smart Cities” y hacia allá tenemos que apuntar.

Desde Ante Todo Colombia promovemos y apoyamos la migración de las ciudades colombianas hacia las “Smart Cities”. Es hora de fomentar el desarrollo del país a partir de la tecnología, es hora de brindar soluciones tecnológicas a los ciudadanos, para que estos puedan acceder a bienes y servicios y mejorar su calidad de vida. Es momento de montarnos en el carro de la tecnología y la innovación. No esperemos a que el día de mañana Colombia sea el único país en el que su capital no tiene metro y sus ciudades no son “Smart Cities”.