Santrich y el New York Times
Foto tomada de: https://www.debate.com.mx

Santrich y el New York Times

La política estuvo agitada este fin de semana. Por un lado, a Santrich lo recapturaron el mismo día que fue puesto en libertad. Por otro lado, el New York Times sacó un fatídico artículo, en el que se afirma que en Colombia podría volver la cultura de los falsos positivos.

Para empezar, el viernes en horas de la tarde, la justicia colombiana cumplió con la orden dada por la JEP de dejar libre a Jesús Santrich. Sin embargo, la libertad le duró apenas un par de minutos, pues a la salida de la cárcel “La Picota” unos agentes del CTI se le acercaron y lo recapturaron. Según lo estableció la Fiscalía, el delito por el que fue privado de nuevo de la libertad fue concierto para delinquir con fines de narcotráfico.

En Ante Todo Colombia nunca tuvimos la menor duda de la culpabilidad de este narcotraficante. Confiando en la institucionalidad colombiana, estábamos seguros que este narcotraficante no era inocente, pues, tanto la Corte de Nueva York que lo solicitó en extradición, como la Fiscalía, lo habían dicho, las pruebas eran irrefutables. Por lo tanto, la decisión tomada por la JEP era un grave error y la Fiscalía tenía la responsabilidad de remediarlo. Ahora esperamos que este criminal sea finalmente extraditado y pague por todo el daño que le ha hecho a los colombianos.

Por otro lado, mientras los colombianos apenas terminábamos de enterarnos lo que había pasado con Santrich, el New York Times sacó un artículo sobre la estrategia de las Fuerzas Armadas en este nuevo gobierno. Erróneamente, el New York Times aseguró que las Fuerzas Armadas están utilizando estrategias que en últimas legitiman los falsos positivos y la relación con grupos ilegales. No obstante, el artículo no solo es sesgado, también es falaz. Falaz ya que, el artículo llega a conclusiones completamente erradas, sin tener pruebas contundentes. El autor tan solo se basa en 3 entrevistas hechas a generales activos de las Fuerzas Armadas colombianas. Igualmente, se basa en una entrevista hecha al General Nicasio Martínez, la cual es completamente malinterpretada en la nota.

Finalmente, el autor del artículo, Nicolás Casey, es un reportero del New York que podría estar bastante sesgado. En el pasado, las pruebas muestran que este periodista visitó los campamentos de las FARC en medio del conflicto armado, mostrando tal vez su cercanía con este grupo y su lejanía con las Fuerzas Armadas colombianas.

En Ante Todo Colombia, rechazamos completamente lo expresado en el artículo de Casey. Estamos seguros que nuestras Fuerzas Armadas actúan siempre bajo la Constitución y el respeto a los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario. El artículo parece ser tan solo parte de una estrategia para desprestigiar a nuestras Fuerzas Armadas. Esto no se puede permitir, las Fuerzas Armadas deben ser respetadas, e incluso admiradas, por el sacrificio que día tras día hacen sus miembros para salvaguardar la integridad de los colombianos.