Un narco vestido de congresista

Un narco vestido de congresista

Esta es una historia de nunca terminar y duele dedicarle tantas páginas a un criminal que tanto daño le ha hecho al país. Pero son más las ganas de sentar una voz de protesta a la decisión de posesionar a Alias Jesús Santrich como Representante a la Cámara en el Congreso de la República.

Una vez firmados los acuerdos de La Habana, un tribunal en Nueva York pidió en extradición a Jesús Santrich por haber delinquido luego de la firma. Sin embargo, ese trámite se embolató, pues según la JEP, las pruebas que tenían no eran contundentes y las contundentes las tenía Estados Unidos en su poder y no ellos.

Una vez la JEP determinó esto, los videos que incriminaban a Santrich y las confesiones de Iván Marín, quien también delinquía junto a Santrich, terminaron por demostrar que este criminal sí había negociado con cocaína luego de firmado el acuerdo. Esto trajo un sentimiento de justicia a los colombianos.

Sin embargo, asombrados, días después, los colombianos recibimos la noticia que nadie quería escuchar, Santrich no solo iba a ser liberado, sino que además se posesionaría como Congresista de la República de Colombia. De no creer que un hombre al servicio del terrorismo, tenga aún más privilegios que cualquier colombiano.

Desde Ante Todo Colombia, rechazamos que un criminal como Jesús Santrich tenga la posibilidad de posesionarse como Congresista. Es inadmisible que una persona, que está comprobado, es un narcotraficante, ocupe una curul en el Congreso de la República. Esta decisión, solo beneficia la impunidad y deja un sentimiento de zozobra y sin sabor en todos los colombianos.