¡El 41% de los colombianos prefiere transmi o sitp!

¡El 41% de los colombianos prefiere transmi o sitp!

La semana pasada, Corpovisionarios entregó su informe anual sobre Bogotá para el 2018. En un evento de dos días seguidos, Corpovisionarios mostró cuáles son hoy en día, las preocupaciones de los bogotanos. A continuación, se pretende entregar las cifras más reveladoras de dicho evento.

Para empezar, el uso del carro privado en Bogotá se ha reducido. Si tomamos en cuenta el año 2013, 2016 y 2018, la tasa fue superior en el primer año. A hoy, solo el 9% de los bogotanos prefiere el carro privado. Esto, ha llevado a incentivar el uso del sistema de transporte masivo. Para el 2018, el 41% de los bogotanos, manifestó preferir el transmi o SITP. dicha cifra, es de lejos la más alta desde el 2008. Estas cifras son alentadoras, si se piensa en una Bogotá a futuro con menos tráfico y mejor medio ambiente.

Por otro lado, el 21% de los bogotanos manifestó estar de acuerdo con el porte de armas. Cifra preocupante, pues si bien disminuyó en comparación con 2016, aumentó en comparación al 2003 (3%). Es decir que, los bogotanos optan cada vez más por armar a la población civil. Lo cual sería un grave error para una ciudad que le está apostando a la convivencia.

Ahora bien, la tasa de homicidios en Bogotá, fue de 14 por cada cien mil habitantes. Aunque en comparación con el 2005 (25), no ha tenido una disminución visible, es la más baja desde dicho año. Esta cifra, muestra la reducción de la violencia que existe en Bogotá y como la seguridad ha aumentado. No obstante, se debe llegar a 0.

Por otro lado, una cifra interesante es ver que la persona más indeseable como vecino, es un político. El 30% de los bogotanos manifestó rechazo a tener un político como vecino. Este porcentaje debe cambiar, pues, como jóvenes, tenemos la responsabilidad de demostrar que lo que es malo es la corrupción. Por tanto, es a los corruptos a los que debemos acabar y usar la política para lo que verdaderamente sirve: buscar el bien común.

Preocupa igualmente que, el 12% de los bogotanos rechaza tener un vecino extranjero. Esta cifra nunca estuvo tan alta, como en el 2018. Y casualmente, se liga a la llegada de venezolanos al país. Lo que significa entonces, que la xenofobia en los bogotanos cada vez es más grande.

Por último, un 95% de los bogotanos percibe a Bogotá como una ciudad insegura. Si bien, desde el 2008 este porcentaje nunca fue tan bajo. Sigue preocupando el hecho de que casi toda la población, tema por su seguridad en la ciudad. Hacen falta medidas que demuestren que Bogotá está en camino a ser la ciudad más segura de la región.

Las anteriores fueron las cifras más reveladoras mostradas en el evento. Además, se demostró que en Bogotá el 72% de la población piensa que la corrupción aumentó. O que el robo sigue siendo rentable, pues el 13% de los bogotanos estaría dispuesto a comprar un celular robado.

Por tanto, se puede determinar que en Bogotá se deben seguir haciendo esfuerzos por la tolerancia y la convivencia. Se debe generar un plan de choque que reduzca la xenofobia a medida que más venezolanos llegan. Y se debe luchar por, mostrarles a los ciudadanos, que Bogotá no es tan insegura como la pintan. ¡Aunque se va por buen camino, todavía hay muchas cosas por mejorar!