El virus de la corrupción en épocas del Covid-19

El virus de la corrupción en épocas del Covid-19

En los últimos días, la Contraloría General de la Nación denunció irregularidades con temas relacionados con el Covid-19 y la Procuraduría anunció la apertura de 10 procesos judiciales en 8 departamentos del país, por irregularidades con los recursos destinados para mitigar la emergencia del coronavirus. En otras palabras, algunas “autoridades” se están robando la plata y están amañando contratos, destinados a atender la crisis que se presenta en distintas áreas, alrededor de Colombia.

La suma de los recursos que podrían estarse desviando asciende a los 40 mil millones de pesos ¡Increíble! Los mencionados casos de corrupción tienen que ver con sobrecostos en las ayudas alimentarias que se le brindan a la población más vulnerable y con la suscripción de contratos firmados, relacionados con la atención a personas con síntomas de Covid-19.

Por ejemplo, en uno de los casos, se descubrió que unas latas de atún habían costado 19 mil pesos cada una, cuando una campaña que lidera una de las grandes cadenas de supermercados del país, tiene mercados de 16 mil pesos, por 12 productos. Como este caso, hay otros 11 casos en investigación, en 8 Departamentos, lo que demuestra las grandes irregularidades en las Alcaldías y Gobernaciones investigadas

Para nadie es un secreto que la corrupción es Colombia es uno de los problemas latentes, y su influencia llega a manchar las ramas del poder. Según la Fiscalía General de la Nación (2016), 50 billones de pesos se pierden anualmente en casos de corrupción, pero robarse la plata destinada para mitigar una crisis mundial como la que vivimos por cuenta del coronavirus, es una infamia aún mayor.

Los colombianos estamos confinados en la casa, hemos dejado de recibir recursos, por eso el Estado ha dispuesto unos fondos para apoyar a los más afectados. Sin embargo, a los ladrones esto no les importa, el sufrimiento de los habitantes de su población los tiene sin cuidado, y aprovechan hasta una de las coyunturas económicas más difíciles que el país haya pasado, para seguir robando.

¿Hasta cuándo seguiremos viendo vergonzosas escenas en las que los niños mueren por desnutrición, mientras que algunas autoridades desvían recursos? ¿Cuándo podremos limpiar al país de la corrupción que día a día acaba con la vida de miles de colombianos? Estamos mamados de la corrupción, y esperamos que todo el peso de la ley caiga sobre los inescrupulosos que han sido capaces de aprovechar esta coyuntura, para delinquir desde sus puestos de poder ¡No más!