La ridícula defensa de Timochenko
Foto tomada de: https://thelupa.com

La ridícula defensa de Timochenko

En la mañana de hoy, la W Radio dio a conocer apartes de la declaración que hizo Marlon Marín (familiar de Iván Márquez) frente a jueces colombianos, con respecto al caso de Jesús Santrich. Aunque todas las pruebas demuestran que este narcotraficante es culpable, este testimonio termina de corroborarlo. No obstante, personajes como alias Timochenko siguen acusando al gobierno de haber montado todo este complot y defienden a quien según ellos es una hermanita de la caridad: Jesús Santrich.

En la declaración, Marlon Marín afirmó que él habló con Santrich, y este bandido fue el encargado de conseguir los kilos de cocaína que se estaban negociando con un cartel mexicano. Aparentemente, la cocaína la habría conseguido con las disidencias de las FARC. La declaración de Marín se suma a las múltiples reuniones que Estados Unidos afirma tener grabadas, en donde Santrich estaría negociando droga para ser enviada a dicho país.

En defensa de este criminal, salió el ex terrorista y ahora congresista alias Timochenko. Según este “Honorable Senador”, el caso Santrich es comparable con la muerte de los líderes sociales que han sucedido este año, situación que la Fiscalía ya advirtió que no habían sido asesinatos selectivos. En este sentido, Timochenko afirma que el caso de Jesús Santrich es un montaje producto de la “justicia vengativa”. Al ser cuestionado por el video de Marlon Marín, afirmó que este hombre es un bandido y pícaro, y que está al servicio de Estados Unidos.

Si en algo estamos de acuerdo, es que Marlon Marín es un pícaro y bandido. Pero eso no quiere decir que su declaración frente a otro criminal, Jesús Santrich, sea falsa. Al contrario, el que Santrich siguiera manteniendo contactos con un bandido como Marín, termina de corroborar que Santrich seguía vinculado a negocios ilegales una vez firmado el acuerdo con las FARC.

Adicionalmente, las pruebas que recientemente han salido a la luz, confirman que Santrich sí estuvo envuelto en un intento de envío de cocaína a los Estados Unidos. Entonces, ¿por qué negar una realidad que a todas luces es evidente?

El señor Timochenko, quien fuera un bandido hace 3 años y hoy es congresista, se equivoca al arremeter contra el estado colombiano, acusándolo de querer acabar con los acuerdos de la Habana, en el cual ellos resultaron beneficiados. El que verdaderamente faltó a su palabra y puso a tambalear dichos acuerdos, fue su colega Jesús Santrich.

El proceso de extradición de Jesús Santrich sigue vigente gracias al recurso que interpuso la Procuraduría en segunda instancia. Dicho recurso será aprobado o negado por la JEP. De ser negado, Santrich no sería extraditado. Es el momento de que la JEP muestre su capacidad para castigar ejemplarmente a quienes sigan delinquiendo. Por lo tanto, consideramos que el paso a seguir en el caso de Santrich, es aprobar la extradición. De no ser así, la JEP daría mucho de qué hablar, empezando por los niveles de impunidad que esta corte permite.

Finalmente, es importante que la justicia colombiana le ponga el ojo a lo que los expertos en seguridad han llamado “La retaguardia de las FARC”. Como lo afirmó Marín, la droga conseguida por Santrich fue gracias a las disidencias de las FARC. Pero si Santrich mantenía contacto con dichas disidencias, puede resultar que las llamadas disidencias, sean en realidad la retaguardia de las FARC en caso de que los acuerdos no funcionen. En dado caso, podría suponerse que puede que exista una constante comunicación entre grupos ilegales como las llamadas disidencias de las FARC y los miembros del partido FARC.