¡No a las protestas sin razones!

¡No a las protestas sin razones!

El día de hoy, martes 25 de abril, alrededor de un millón de colombianos saldrán a marchar en las distintas ciudades del país. En su mayoría, los manifestantes serán trabajadores, maestros, estudiantes, transportadores y miembros de las centrales obreras.   A la marcha le han denominado “Paro Nacional” Por la cantidad de personas y  gremios que estarán hoy en las calles protestando.

Las razones por las que marcharán son distintas. En primer lugar, muchos de los manifestantes protestarán en contra del Plan Nacional de Desarrollo (PND) que será aprobado, o desaprobado, el próximo 7 de mayo. Igualmente, hay un grupo que saldrá a protestar por las muertes de los líderes sociales. Finalmente, otro puñado de manifestantes alzará su voz por la falta de inversión social.

Por un lado, los manifestantes aseguran que el PND aumenta la informalidad laboral y minimiza los casos de personas que pueden pensionarse. De igual manera, aseguran que en el PND no se incluyen los recursos necesarios para la educación, los servicios públicos y el agua potable.

Por otro lado, los transportadores protestan porque no ven rentable para ellos el cambio a la flota automotor que propone el gobierno. Según ellos, con la modernización del parque automotor, la competitividad de los transportadores está dejándose de lado. Por último, los manifestantes marcharán por los asesinatos de líderes sociales, que han aumentado en los últimos años.

Desde Ante Todo Colombia respetamos la protesta como un derecho de los ciudadanos, tal y como está consagrado en el artículo 37 de la Constitución Política de Colombia. Sin embargo, condenamos que se utilicen vías de hecho, que terminan por afectar a todos los colombianos.

Igualmente, consideramos que las marchas no deberían afectar las actividades cotidianas de los colombianos que no participan de las marchas. Y mucho menos, deberían afectar a nuestros niños, niñas y adolescentes: En Bogotá, el 80% de los estudiantes de colegios públicos hoy están sin clase.

En este punto, cabe recordar la investigación de David Jaume “The long run effects of teacher strikes”, en la que él mismo afirma que el ejemplo de Argentina confirma que los paros de los profesores, llevan a que sus estudiantes a largo plazo, se les dificulte más conseguir un trabajo con un salario digno y obtener logros estudiantiles. Es de recalcar, que los paros de los profesores, también aumentan el desempleo en el país.

En síntesis, los colombianos tenemos derecho a protestar, pero también tenemos derecho a transitar libremente por nuestro territorio, sin que nuestras labores se vean afectadas por terceros. Y en ningún caso, los niños, niñas y adolescentes, deberían verse afectados negativamente por estas protestas.