¡No se metan con nuestros niños niñas y adolescentes!

¡No se metan con nuestros niños niñas y adolescentes!

Sin importar el lugar o las personas que asistan a una reunión, cuando el tema son los niños, la conclusión por lo general es la lucha por sus derechos, pues son ellos el futuro del país. Desafortunadamente, siguen faltando acciones contundentes para acabar con un fenómeno maldito, que hoy atenta contra la integridad de nuestros niños: el abuso sexual a menores.

Según las más recientes cifras de Medicina Legal, a agosto de 2018 se han presentado 15.408 casos de presunto delito sexual contra menores. ¿En serio sigue siendo este un tema secundario en la agenda del país? Nosotros, como jóvenes debemos manifestarnos, es indignante que sean miles de casos los que se presenten al año y no nos hayamos pronunciado de manera tajante. Si estamos hablando de 15.048 casos, no estamos hablando de hechos aislados, hay un patrón y tenemos que erradicarlo.

Aún peor, si comparamos estas cifras con diciembre del 2017, nos encontramos con un desolador panorama. Pues en diciembre de 2017 fueron 19,592 casos de presunto delito sexual contra menores de edad. Esto significa que para finales de 2018 no va existir una disminución significativa en los casos de presunto delito sexual contra menores.

Es decir, los casos siguen aumentando, nuestros niños, niñas y adolescentes siguen siendo abusados y no parecen existir medidas contundentes para acabar con este aberrante delito.

En Ante Todo Colombia sabemos que los niños, niñas y adolescentes son el futuro del país. Y no es por discurso, es porque estamos seguros que si les damos las oportunidades necesarias a esta población, ellos van a poner el nombre de Colombia en alto. Pero esas oportunidades se crean a partir del cuidado de los mismos.

Las cifras son tan alarmantes, que al comparar los 15,408 abusos a menores de este año, con la totalidad de casos de presunto delito sexual en todas las edades en el 2006 (19,592 casos), los casos son prácticamente los mismos. Lo que podría significar que para el fin de 2018, los casos de abuso sexual en menores de edad, podrían ser mayores al total de los casos en 2006.

Es una pesadilla ver estas cifras. La población a la que más deberíamos cuidar, termina siendo la más vulnerada. Estamos dejando solos a nuestros  niños, niñas y adolescentes y estamos siendo laxos con la peor crueldad que puede existir frente a ellos: el abuso sexual.

En resumidas cuentas, los casos de abuso sexual en menores siguen siendo un gran cáncer en el país. Las cifras son devastadoras y las medidas que se han tomado no han hecho mayor diferencia.

Desde Ante Todo Colombia condenamos severamente los casos de abuso y apoyamos de forma tajante medidas severas para los perpetuadores de este aberrante delito. Este es un tema principal para nosotros y pueden estar seguros que vamos a luchar todos los días por erradicar este aberrante delito. Jóvenes, no dejemos que abusadores y violadores se roben la infancia de nuestra niñez.