En este momento estás viendo Seguridad en Colombia: Cifras Esperanzadoras, Realidad Desalentadora

Seguridad en Colombia: Cifras Esperanzadoras, Realidad Desalentadora

Este martes, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, presentó las cifras de seguridad de 2024, destacando una reducción del 3,9% en los homicidios en comparación con el mismo periodo de 2023, con un total de 5.227 casos hasta mayo. Sin embargo, no debemos apresurarnos a celebrar. En 2023, los homicidios aumentaron un 5,2%, registrándose 14.033 asesinatos, 692 más que en 2022, cuando se presentaron 13.341.

Pese a estos avances, la percepción de los colombianos no concuerda con las cifras oficiales. Resulta paradójico que se reporten estas mejoras mientras la violencia en el país sigue escalando, impulsada por el fortalecimiento de los grupos armados. Además, la falta de transparencia del Ministerio de Defensa, que solo muestra los indicadores del mes anterior en su página web, agrava la desconfianza pública, ya que el acceso a información histórica es un derecho ciudadano.

Encuentra más artículos sobre Colombia aquí

Seguridad en Colombia: Un Vistazo a las Cifras

La violencia y los problemas de seguridad han tomado el control del territorio nacional. Según el Índice Global de Paz, Colombia ocupa el puesto 146 de 163 países. En 2023, los grupos armados incrementaron su presencia en un 11%, afectando más de 180 municipios.

Regiones como Arauca, Norte de Santander, Valle del Cauca, Magdalena y Cauca enfrentan una situación crítica debido a la disputa territorial entre los grupos armados, donde la población civil y las fuerzas de seguridad son las principales víctimas.

El fortalecimiento de estos grupos y bandas criminales se atribuye en parte al gobierno, que ha brindado apoyo y beneficios excesivos, facilitando su actividad delictiva. Así se perfila el panorama de seguridad en Colombia para 2024:

  • Más de 5.000 casos de extorsión.
  • 29 masacres registradas, con 94 víctimas.
  • En Arauca, los grupos armados han asesinado a más de 500 personas y es el departamento con más casos de secuestro.
  • En Valle del Cauca y Cauca, se han registrado más de 17 ataques terroristas por parte de las FARC.
  • En Norte de Santander, se han reportado más de 10 ataques armados.

Colombia no puede seguir en manos de la criminalidad. Es urgente una reforma judicial que elimine cualquier tipo de beneficio para los delincuentes. La prioridad del gobierno debe ser proteger a los ciudadanos, quienes sufren las consecuencias de la inseguridad en el país.

La mejora en las cifras oficiales de seguridad no es suficiente si no se refleja en la vida diaria de los colombianos. La falta de transparencia y la manipulación de datos generan desconfianza en la población, que percibe una realidad distinta. Es fundamental que el gobierno actúe con honestidad y compromiso, priorizando la seguridad y bienestar de todos los colombianos. Solo así podremos avanzar hacia un futuro más seguro y próspero para nuestra nación.

 Síguenos en TwitterInstagramFacebook Youtube

Deja un comentario