Songdo la ciudad del futuro en el presente
Foto de Daesun Kim

Songdo la ciudad del futuro en el presente

En algún momento de nuestras vidas hemos imaginado cómo será el futuro y qué novedades traerá. Actualmente, gracias a Songdo la ciudad del futuro en el presente, tenemos la oportunidad de vislumbrar lo que le espera a la humanidad.

En Corea del Sur, debido a la sobresaturación que se vive en Seúl, su capital, surgió la necesidad de buscar una alternativa para el país. Es por ello que, se toma la decisión de crear Songdo. La idea de construir esta ciudad nació en el 2000 por parte del Gobierno y del International Business District (IBD).

Esta ciudad se fundó con el objetivo de convertirse en la primera ciudad inteligente y totalmente sustentable. Songdo es uno de los proyectos de desarrollo inmobiliario más grandes del mundo. La ciudad fue creada con una filosofía bastante especial, y es que debe ser: verde, tecnológica, una zona franca y por supuesto, una ciudad internacional.

Durante el año 2002 se inició la construcción de “la ciudad del futuro”, como se le ha denominado. Esta cuenta con 30,5 millones de m2 y se encuentra ubicada a 65 km de Seúl en un territorio recobrado del mar Amarillo. En cuanto a su arquitectura y diseño están inspirados en Nueva York y en los canales de Venecia.

Encuentra más artículos sobre transición energética aquí

¿Cómo es la ciudad del futuro que está al alcance de todos?

Esta ciudad tienen varias características que la hacen única, innovadora y futurista .En primer lugar, una de sus principales estrategias es poner fin a la necesidad del uso de carros como medio de transporte.

Debido a lo anterior, la ciudad cuenta con una distribución especial, la cual se puede catalogar como “zona de uso mixto”. Esto quiere decir que está diseñada para que los habitantes puedan moverse de un lado a otro sin necesidad de automóvil. Por ello, las tiendas, colegios, parques, oficinas, centros de salud, etc. se encuentran cerca de la zona residencial, facilitando así la movilidad.

Los carros con combustión interna están prohibidos en la ciudad, así que solo se encuentran en sus calles autos eléctricos. También se ha apostado al uso del metro, buses y bicicletas. De hecho, cuenta con cerca de 25 km de ciclovías que a su vez se interconectan con un circuito de 145 km alrededor de la ciudad.

El corazón de Songdo se encuentra ubicado en el parque central. El parque mide casi 410.000 m2 y está compuesto por lagos y extensas zonas verdes. Toda la vida de la ciudad transcurre alrededor de esta zona.  

Ahora bien, toda la ciudad se encuentra automatizada y diseñada para reducir de manera considerable el consumo excesivo de recursos. Es por ello que, para el alumbrado en las calles solo utiliza luces LED de bajo consumo, hay paneles solares, se recicla tanto el agua como los desechos y hay energía eólica.

Toda la ciudad está monitorizada y llena de sensores que se encargan de facilitar la vida de los habitantes. Estos sensores, por ejemplo, avisan a las personas el horario oportuno para salir y así evitar trancones o aglomeraciones. También llevan a cabo tareas como la de preparar el ascensor del residente cuando detectan que este ha llegado a su edificio. En cuanto a las viviendas, están diseñadas para medir en tiempo real el consumo eléctrico generado y así evitar un gasto excesivo e injustificado.

Esta ciudad es el ejemplo perfecto de que la voluntad gubernamental, la colaboración con privados y la visión a futuro son una mezcla exitosa. Con estos tres eslabones trabajando mancomunadamente se puede generar desarrollo sin poner en riesgo nuestro entorno.

Si bien Songdo es considerada como una ciudad del futuro y casi utópica, hay muchas cosas que se pueden replicar en distintas ciudades. No es necesario tener miles de millones de dólares o crear una ciudad de cero para empezar a generar cambios en cada una de nuestras ciudades. Un ejemplo podría ser crear una verdadera política de reciclaje o empezar a generar un cambio paulatino en el uso de carros con combustión interna.

Desde Ante Todo Colombia reiteramos nuestro apoyo al desarrollo, el avance tecnológico y la protección de nuestro medio ambiente. Por lo anterior proponemos que se importen las últimas tecnologías para que las industrias, particularmente las más contaminantes, sustituyan sus antiguas piezas y sistemas, por unas más amigables con el medio ambiente. Para esto, debe facilitarse que los fondos de inversión que ya existen en el mercado internacional, enfocados en producción limpia, vengan a Colombia.

No olvides seguirnos en TwitterInstagramFacebook Youtube